¿Creías que el mundo no podía evolucionar más?

Autor: Rodrigo Saavedra Rosas

¿Creías que el mundo no podía evolucionar más?

La mayoría de nosotros pensaba que ya estamos viviendo en un mundo sumamente tecnológico y futurista. Pues, estamos equivocados. Aún existe mucho por descubrir, para ser exactos, en el sector de tecnología. Este trae nuevas novedades cada año. Su principal fin es hacernos más sencillo nuestro día a día.
Tenemos que dejarnos llevar por nuestra imaginación para poder recibir y tratar de innovar algunas cosas. Si eres una persona que se encuentra en el sector financiero o simplemente eres alguien a quien le gusta hacer transacciones de forma segura y sencilla, se ha inventado la Bitcoin. En otras palabras, se creó el dinero digital. Este se trata de una criptomoneda que impide el uso de dinero físico, con el fin de asegurar nuestras transferencias (transparencia). Sin dejar de lado el sistema que apoya a esta moneda, este es Blockchain, un sistema de contabilidad que ya están usando muchas empresas para pagarles a sus empleados

Otro punto a tocar es la robótica. En este sector, en particular, hay una división de pensamientos. Porque todos sabemos que cada vez nos acercamos a la era de los robots y estos estarán diseñados para ayudarnos en ciertas tareas que, física o intelectualmente, no podamos realizar con facilidad. En este punto, según la empresa de investigación de mercados Forrester, el 25% de los puestos de trabajo serán ocupados por estas máquinas. ¿Se imaginan que sus compañeros sean robots? Si bien es cierto, no nos quitarán nuestros puestos, solo nos ayudarán en tareas particulares y, ¿quién sabe? Puede que también nosotros debamos ayudarlos.

Por último, pero no menos importante, tenemos la biotecnología. Si nos ponemos a pensar, nosotros, los seres vivos, podemos ser considerados como maquinarias biológicas, porque usamos dicha maquinaría en forma de moléculas para correr, caminar (movernos). Pero también obtenemos energía a partir de lo que comemos, respiramos, etc. Ahora nos encontramos con una pregunta sumamente interesante: ¿Podemos utilizar dichas maquinarias para resolver nuestros problemas cotidianos? Pues, claramente, sí podemos, ya que, precisamente, la función de esta ciencia es utilizar la maquinaria de algunos seres vivos para beneficio nuestro.

Algunas aplicaciones de esta ciencia se encuentran, por ejemplo, en la Edición Genética. Aquí se ha ido progresando en cuanto al campo de la veterinaria. Tenemos el sistema Crisps, el cual consiste en hacer un “copy-paste” de algunas cadenas de ADN, que permitirá modificar nuestro genoma. Gracias a este avance, se logrará un gran desarrollo en la medicina personalizada. Esta se usa para facilitar el diagnóstico, determinar si el tratamiento es eficaz o, por lo menos, dar un pronóstico.

El éxito que presenta esta ciencia le permitirá revolucionar algunos sectores y conseguir grandes avances en ellos. Los tratamientos que se verán mejorados serán, por ejemplo, las células madres; las cuales, tendrán como objetivo principal sustituir tejidos enfermos por nuevos y sanos. Y, por último, se encuentra la nano medicina. Este es un bum para nosotros. Sus aplicaciones permiten localizar y destruir células cancerígenas en pacientes enfermos.

¿ESTÁS PREPARADO PARA TANTA REVOLUCIÓN? Lo antes mencionado solo fueron algunos ejemplos. Pero, como sabemos, el ser humano es un ser innovador; y gracias a ello, habrá nuevas cosas que nos dejarán sorprendidos. Pero, con la llegada de nuevas tecnologías, llegan inevitablemente nuevos empleos. Es por ello que tenemos que estar informados en cada momento; para así prepararnos ante el futuro; pero que, muy pronto, podría llegar a ser nuestro presente y, ¿quién sabe también?, nuestra vocación.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *