Y ahora estás tú

Autora: Mayra Jhoana Castillo Ureta

No siento el sol abrasador
Calentar mis mejillas
No veo el ocaso
Con ojos nostálgicos
No escucho las gotas de lluvia
Ni percibo el aroma del café
No rimo para un lector exigente
No camino con un destino
Las utopías han desaparecido
Y ahora estás tú.


Una vida hecha

Autora: Stefanny Yábar (Soril)

Habían pensado en los miles de amores, intentando cambiar sus vidas sin más razones.
Habían logrado olvidar su pasado, recordando siempre los sueños anhelados.
Lo habían hecho todo sin pensar nada.
Ellos habían muerto viviéndolo todo.

Si de opciones se habla, se puede llegar a conclusiones pensadas, siempre erradas.
– Ellos siguieron siendo ellos: dos almas incompletas… con poca luz y mucha escarcha,
tu misión es encontrarlos,
tu nostalgia es el arma,
solo debes hallarlos.

Pasaron muchos meses más… (Y ellos flotando siempre)
Juntos en el mismo lugar y distantes en los días crueles.

Me imaginé muchas veces un final candente,
Con risas y pequeños quiebres…
Los imaginé pensando en los meses siguientes
Los imaginé felices cómo nunca y no débiles como siempre
Lo intenté muchas veces, durante muchos atardeceres

Tal vez falló la hora,
tal vez debió ser un viernes.
Tal vez y solo tal vez lo intente
nuevamente.

En cuestiones como estas cuando el alma llora,
se reclutan fuerzas, lejanas y firmes.
– Tres meses: distantes y distintos, ellos caminan una vez más juntos.

C’est fini
_Soril_


Poemas de

Autora: Rayza Jara Cachique

Invencutio

En una clase de narrativa del quinto ciclo.

Me gustas como el poema de Rosé.
Mucho y poco al mismo tiempo.
Me costaba realizar el inventio contigo pero, hacer el elocutio me enamoraba un poquito más.

 

SideSun

La distancia entre dos puntos, solo es una recta. Gracias.

Quedarme aquí hasta el amanecer
y salvarte cuando estés cayendo.
by my side.
Cuando la lluvia se ponga pesada
y no encuentres paraguas.
by my side.
Levantarte de la oscuridad
y arreglarte con mi amor.
by my side.
Un millón de estrellas en colisión, y
aunque existan mil de razones para
renunciar.
Mantente by my side.

 

La huida del girasol

Ella sabía que él sabía que nunca pasaría; no vendría a buscarla con sus flores amarillas.

El sol se fue y los pétalos se asustaron, buscaron entre ellos; alarmados, somnolientos, preocupados.

El sol se fue y los pétalos lloraron, buscaron el calor y nunca lo encontraron.
Las risas de un rosal se escucharon; los pétalos alborotados en su dirección miraron. Las rosas se bañaban en lo dorado y los pétalos sorprendidos quedaron.
Uno a uno con resignación volaron, el viento alborotado con su ímpetu de verano.
El rosal y el sol jugaron hasta que fueron cortados.
Las rosas se alegraron pues sabían que a alguien más le serían de agrado.
Un eclipse llegó y el sol se ensombreció, el moribundo girasol levantó las hojas en su dirección, a la espera de las sobras de su amor.
El sol volvió a dar una mirada al rosal, nadie quería una flor de un solo pétalo ¡El astro rey!
El último pétalo de girasol cerró los ojos y decidió dejarse volar resignado.

 

6

A la sonrisa coqueta y las pestañas largas.

Seis noches en brazos de la eternidad,
seis días en caricias del amor.
Tan efímeros, tan dolorosos.
Seis atardeceres convertidos en un beso,
seis amaneceres de risas en una habitación.
Tan cortos, tan desesperados.
Seis flechas de oro en el alma;
Eros fastidiado nos buscaba.
Tan prontos, tan punzantes.
Seis horas para partir,
seis minutos para un abrazo sin fin.
Tan lejos, tan cerca.
Seis promesas que cumplir,
cuatro sueños para sonreír.
Solo diez pasos por dar.


Lejanía

Autora: Mayra Jhoana Castillo Ureta

Aquellos recuerdos de madrugadas lejanas
Un sol que no brillará más
Un tren perdido
Y una carta que jamás se enviará

Allá viajo
Entre hojas verdes
Una ventana abierta
Y un vacío tentador

No habrá salto
Ni lágrimas
Ni lamentos
Antes que la nostalgia
Está el temor.


Kairosclerosis

Autora: Stefanny Yábar (Soril)

Lluvias largas determinando mis días,
Lágrimas del Niágara sombrías,
Melifluos recuerdos de tu voz vacía,
Trozos de vida ya vivida,
Esperanzas en un sempiterno medio día.

_Soril_


Cenizas de un amor

Autora: Crizzeli Casusol Torres

Fue real para el dormido
y falso para el tiempo del ave
que vuela fuera del nido
como una fogata en las olas
de un visitante del Mar que
mira atento la marea de tristezas
de un amor recóndito
de un dolor silencioso
sin promesas para el soñador
sin lágrimas para el amador.

Era la dulzura intacta de aguas saladas
el creyente de oraciones inocentes
buscando una sola respuesta
que los oídos contemplen
y los ojos escuchen
la espera del sonido paciente
un castigo para el niño desobediente
ahora soy el visitante de la fiel sonrisa
que plasma su alma misteriosa en la brisa
hoy quemaré el semblante antiguo y mis recuerdos.

El sueño acaba cuando despiertas
hasta las pesadillas infinitas terminan
quisiera escuchar esa voz que me hizo desfallecer,
quisiera mencionar el nombre que envenena,
quisiera relatar cómo son los ojos que encadenan,
quisiera tararear la canción de mi agonía,
quisiera sentir los brazos de aquel día,
quisiera intentar dormir para que me cause desvelo
si nunca antes había soñado; su rostro soñé, pero
si alguien pregunta……no lo aceptaré.

Aún recuerdo ese momento cuando lo vi
nadie sabe cuánto amor sentí…
las palabras saben por qué se ocultan
olvidar es el remedio para el tormento
la fuerza es el premio para
los que tropezaron
la libertad para aquellos esclavos
el cielo se caerá y el sol se apagará
jamás se enterarán de una tenebrosidad
cuando aquellos ojos tuvieron mi mayor estima…

Ayer mis suspiros renacieron en los vientos
los siglos se hicieron segundos
y los pasos diminutos
de repente estábamos juntos
sus ojos, mis cruciales desvelos
su voz, y sus brazos ¡Volvieron!
el color verde del traje y hasta los labios…
el agua retornaba al desierto pero
el amor que conocí nunca regresó
y aquella canción desapareció en las
cenizas de un amor que se ahogó en el mar.

El creyente de las oraciones inocentes
terminó de orar
el niño desobediente pide disculpas
y dentro de éste, su corazón
quisiera vengarse en la noche
ensuciarse las manos de rojo color
¿sed de sangre o sed de libertad?
un día volveré a soñar
si alguien pregunta….no lo negaré
en las sombras escondidas, el amor muere.


Años Once

Autora: Crizzeli Casusol Torres

La memoria morirá
Tal como las olas finadas
Olvidan las tristezas amargas
Y las dulces esperanzas.

La memoria morirá
Como el ungüento y la sopa caliente
Para curar la fiebre del paciente
Que en cama yace durmiente.

La memoria morirá
La del ilusionista sanador
La voz del declamador y
La sonrisa del escritor.

La memoria morirá
Los pesares nos soltarán
Incluso la manta de infante volará
¿Qué es el agua? ¿Qué es el mar?

La memoria morirá
Nadie recordará tal vez estos versos
No comprenderé el amor que siento
Y mi nombre y mi pensamiento.

La memoria morirá
Se llevarán el colorido cerebro
Los ojos amantes y el palabreo
Sin vida…sin tu recuerdo.

La memoria morirá
Me verás ser turista en tu casa
Hoy o más tarde quizás
Y por nuestro pasado llorarás.

La memoria morirá
Y cuando eso ocurra
Mira la boca taciturna
El callejón y la luz nocturna.

Cuánta vida tuve esa noche
Lágrimas de años once
Abrigo de marrón bronce
El guardián del ruiponce.

Recuerda mis versos años once
Creando letra vastas de inspiración
Ahora cantamos nuestra canción con
El apellido en mi corazón.

Volveré por mi hogar
Como fuego en invierno
Como amor en sueño…eterno
La hija del abrazo paterno.


Diálogos en el laberinto

Autor: Mauro Marino Jiménez

Ella viste sus ojos con la paz de la canela sin sus clavos

Él recorre el vapor de las ollas en busca de una presa

Ella cruza continentes con aroma de islas

Él lleva néctar voluntario que luego será estío y sombra

Ella nieva en las montañas sube alientos cuece

Él repara y descompone las luces y apaga truenos

Ella reposa camina lento repliega comisuras sueña

Él camina rápido duda recuerda concentra sueños

Ellos suben la mirada y extienden el mar más allá del silencio


Ronroneos Desesperados

Autora: Carmen Jhoana Díaz Atilano

 

El espejo es el mudo testigo

de mi metamorfosis,

mis ojos felinos

maúllan en el cristal

mientras mi panza grita

por instinto natural,

mi única preocupación

es la labor de descansar

                              m

                                      e

                                            r

                                                 e

                                                     d

                                                           u

                                                                z

                                                                     c

                                                                          o

a ser animal

según dicen, NO RACIONAL.


Sin título

Autora: Sol Milagros Choque Chara.

Y si me alejo, no lo dejes,
toma mi mano, porque no es lo quiero
Abrázame y átame, porque la razón
no siempre nos hace feliz
¿Es el amor algo superior e irrazonable?,
no importa, solo no me dejes ir
y cuando este por hacerlo
has algo ,te lo pido, y sé que tal vez
tu no entiendas mi proceder
porque aun yo me sigo descubriendo
Deseando ser de otra manera
y aun sin encontrar mi belleza
Sé que cuando salen versos que denotan poca estima
Fue un día triste
Pero esos días nos dejan esperar con ansia un día feliz
Y esos días por regalo de Dios siempre llegan cuando no los esperamos
Ya quiero tenerte, para irme de tu lado
pero tú no me dejes y así nos encontremos en un beso
uno que nos recuerde porque nos amamos ….
que nos recuerde las noches de extrañarnos
y que al fin se acabaron
que esas ganas insaceadas de mirarte a los ojos y decir…. Te amo
sean ahora parte del pasado…