Diálogos en el laberinto

Autor: Mauro Marino Jiménez

Ella viste sus ojos con la paz de la canela sin sus clavos

Él recorre el vapor de las ollas en busca de una presa

Ella cruza continentes con aroma de islas

Él lleva néctar voluntario que luego será estío y sombra

Ella nieva en las montañas sube alientos cuece

Él repara y descompone las luces y apaga truenos

Ella reposa camina lento repliega comisuras sueña

Él camina rápido duda recuerda concentra sueños

Ellos suben la mirada y extienden el mar más allá del silencio


El profanador

Autor: Mauro Marino Jiménez

No tenía fuerzas para seguir cavando, pero sus ganas eran desbordantes. Cambió posturas. Vociferó en un lenguaje propio. No desperdició su ímpetu en ningún intruso.

Allí encontró lo que buscaba: un fresco trozo de hueso con el tuétano macerado y muchas joyas de oro, las cuales devolvería a la tierra antes que el jardinero lo expulse indignamente por cavar hoyos y malograr su trabajo.


Ronroneos Desesperados

Autora: Carmen Jhoana Díaz Atilano

 

El espejo es el mudo testigo

de mi metamorfosis,

mis ojos felinos

maúllan en el cristal

mientras mi panza grita

por instinto natural,

mi única preocupación

es la labor de descansar

                              m

                                      e

                                            r

                                                 e

                                                     d

                                                           u

                                                                z

                                                                     c

                                                                          o

a ser animal

según dicen, NO RACIONAL.


Sin título

Autora: Sol Milagros Choque Chara.

Y si me alejo, no lo dejes,
toma mi mano, porque no es lo quiero
Abrázame y átame, porque la razón
no siempre nos hace feliz
¿Es el amor algo superior e irrazonable?,
no importa, solo no me dejes ir
y cuando este por hacerlo
has algo ,te lo pido, y sé que tal vez
tu no entiendas mi proceder
porque aun yo me sigo descubriendo
Deseando ser de otra manera
y aun sin encontrar mi belleza
Sé que cuando salen versos que denotan poca estima
Fue un día triste
Pero esos días nos dejan esperar con ansia un día feliz
Y esos días por regalo de Dios siempre llegan cuando no los esperamos
Ya quiero tenerte, para irme de tu lado
pero tú no me dejes y así nos encontremos en un beso
uno que nos recuerde porque nos amamos ….
que nos recuerde las noches de extrañarnos
y que al fin se acabaron
que esas ganas insaceadas de mirarte a los ojos y decir…. Te amo
sean ahora parte del pasado…